UPCN Digital
Cultura

Plantamos Memoria

 22/03/2021   112

UPCN planta Memoria con las Madres y Abuelas de Plaza De Mayo


Debido a la pandemia y los protocolos sanitarios no se harán grandes movilizaciones por el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia y a 45 años del Golpe de Estado, pero si habrá una profusa lista de actividades reivindicativas y de homenajes en todo el país, presenciales y virtuales y, especialmente, en la provincia de La Pampa.

En ese sentido, el gremio UPCN se suma a la propuesta “Plantamos Memoria” impulsado por las Abuelas de Plaza de Mayo, por lo tanto en la sede se realizará el martes 23 de marzo a las 17hs. una intervención con banners, palabras alusivas, se plantará un árbol, cerrando el evento el cantautor Javier Avalis.

El ejercicio de la memoria es indispensable en toda sociedad que ha padecido dictaduras y, específicamente, en nuestro país, donde un 24 de marzo de 1976 se implementó una de las más sangrientas de Latinoamérica, con 30000 compañeras y compañeros desaparecidos, con más de 400 criaturas que fueron apropiadas, en la mayoría de los casos tras el asesinato de sus madres detenidas ilegalmente. A través del trabajo incansable de Abuelas de Plaza de Mayo han recuperado su verdadera identidad 130 nietos/nietas, entre elles, el 26 de octubre de 2017 se anunciaba la restitución de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia, hija de la militante pampeana Lucía Tartaglia. Así como el trabajo que realiza el Estado, en este caso la Subsecretaría de DD. HH. de la provincia, con la incorporación de 15 casos nuevos de desaparecidos pampeanos surgidos de la investigación del periodista Norberto Asquini.

La última dictadura cívico, militar, eclesiástica y comunicacional, porque los grandes medios (Clarín y La Nación) encubriendo y tergiversando información no estuvieron ajenos al terrorismo de Estado, no sólo tuvo un carácter de persecución ideológica sino que el objetivo fundamental era económico, cambiar la matriz estructural del país, imponiendo nuevas relaciones sociales, modelos de producción y acumulación financiera.

Por medio del terror pretendían disciplinar a la ciudadanía, es por eso que desplegaron a los largo y ancho de la Argentina campos de concentración donde torturaban, asesinaban y desaparecían a quienes se opusieran al Proceso de Reorganización Nacional. Entre los sectores más afectados se encuentran los trabajadores y las trabajadoras, no sólo por la pérdida de derechos al modificarse el sistema productivo argentino con la desindustrialización, sino que además las políticas represivas se focalizaron en los gremios, sus representantes y delegadxs, empezando con el Comunicado Nº 58 de la Junta Militar que dispuso la intervención de la CGT y una serie de normas que atentaron con la actividad sindical, como la Ley 21.261 que suspende el derecho a huelga, la Ley 21.263 que elimina el fuero sindical, la Ley 21.356 que prohíbe la actividad gremial (asambleas, reuniones, congresos y elecciones), facultando al Ministerio de Trabajo a intervenir y reemplazar dirigentes, entre otras.

Aún así la clase obrera argentina y sus sindicatos siguieron resistiendo, quedando evidenciado un gran número de conflictos laborales consignados en la prensa de la época: en 1976 se desarrollaron 89 conflictos, en 1977 habrían sido 100, en 1978 unos 40, tapado por el Mundial de Fútbol, y en 1979 con un pico de 188 conflictos. Todos estos paros y quites de colaboración cimientan la convocatoria a la primera huelga general de abril de 1979.

En el enfrentamiento y la resistencia del sindicalismo contra la dictadura hay que destacar la participación del dirigente cervecero Saúl Ubaldini en la 67° Asamblea de la OIT, en julio de 1981, cuando señala: “La situación política, económica y social del país no puede ser más crítica. Han pasado más de cinco años desde le 24 de marzo de 1976 y nada ha cambiado en cuanto a las restricciones a la actividad gremial, pero todo ha empeorado en cuanto a las condiciones de vida de nuestro pueblo”. Este es uno de los hechos significativos que la dictadura denominó “campaña antiargentina”.

Este protagonismo de la clase obrera tuvo su castigo por parte del poder dictatorial, incluso con la avenencia y colaboración del empresariado (Acindar, Astarsa, Dálmine Siderca, Ford, Ledesma y Mercedes Benz), y considerando diversas fuentes (Raggio, Basualdo, Delich, Pozzi, Fernández, De Gennaro, Catalano, Wrobel) entre el 60 y 67% de los detenidos-desaparecidos fueron trabajadores y trabajadoras y, especialmente, se apuntó a destruir a lxs activistas, delegadxs y algunos secretarios generales. Señalamos que el objetivo fundamental era transformar la matriz económica, sembrar el terror para disciplinar a la sociedad y desmontar el movimiento obrero organizado para que no haya resistencia al cambio.

En el Espacio Memoria ESMA, ex Esma, se desarrolló el 20 de marzo una serie de actividades en homenaje a trabajadores y trabajadoras desaparecidas durante la dictadura de la que participó el presidente de la Nación Alberto Fernández, donde señaló la importancia de “recordar puntualmente a los trabajadores que buscaban mejores derechos y condiciones de vida [...] pertenezco a un movimiento que amplía derechos y cada vez que se ampliaron derechos hubo una mejor sociedad […] la universidad gratuita, vacaciones, aguinaldo, derechos a la diversidad y derecho a la mujer”.

En consecuencia, dentro del programa se realizaron los paneles denominados “La clase obrera y el proceso de Memoria, Verdad y Justicia en la Argentina”, “Los desafíos del sindicalismo y los derechos humanos”, con la participación de Madres y Abuelas, políticos y sindicalistas.

Para observar el valor que tiene este reconocimiento de los trabajadores y trabajadoras desaparecidas vale rescatar lo que dijera Estela de Carlotto: “Es la primera vez que un presidente viene a recordar a a los trabajadores desaparecidos”.

UPCN Seccional La Pampa reivindica a cada uno y a cada una de los compañeros y compañeras que desde su puesto de trabajo o desde la representación gremial se opuso y resistió al último gobierno genocida y nos sumamos a la convocatoria de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo con las banderas de Memoria, Verdad y Justicia, y repetimos que en Argentina “Nunca Más”.


UPCN Copyrights © 2018 Todos los derechos reservados.