UPCN Digital
Igualdad de Oportunidades

El voto femenino es Ley

 23/09/2018   591

La sociedad moderna en la que vivimos está continuamente inmersa en pujas de poder que se dan en simultáneo en todas las esferas. Coyunturalmente nos convertimos en observador@s de procesos sociales que exigen cambios de paradigma. La materialización de cientos de luchas se da al otorgarse un marco legal en donde se establecen derechos y obligaciones para la ciudadanía a pesar de la mirada reaccionaria de algunos grupos. La ley 13010 fue la consagración de una victoria para el Pueblo argentino, pero por sobre todo para las mujeres de la Patria.

La ley fue sancionada el 9 de septiembre de 1947, luego de que Juan Domingo Perón se pronunciara a favor del voto femenino en junio del mismo año y en ocasiones desde la Secretaría de Trabajo y Previsión. Fue fruto de la lucha de entonces referentes feministas que demandaban al Estado el derecho de autorepresentarse, ni más ni menos que una identidad política: así se dieron experiencias como la sanjuanina que posibilitó que para 1928 las mujeres participaran de las elecciones.

Pasaron por las cámaras más de quince proyectos hasta que Eva Duarte se convirtió en portavoz de la causa. Su compromiso incitó durante largo tiempo, incluso en una campaña radial que se emitía los miércoles a las 21hs, al involucramiento masivo en la brega por los derechos cívicos.

Hoy celebramos la materialización de derechos efectivos con su promulgación que tuvo lugar el 23 de septiembre hace 71 años. Evita, como abanderada y depositaria de la concreción de este proyecto hablaría ante una plaza llena: 

 "Mujeres de mi patria: recibo en este instante, de manos del gobierno de la Nación, la ley que consagra nuestros derechos cívicos. Y la recibo ante vosotras con la certeza de que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas, sintiendo jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto de la ley que proclama la victoria. Aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de unos pocos artículos, una larga historia de luchas, tropiezos y esperanzas? Esto traduce la victoria de la mujer sobre las incomprensiones, las negaciones y los intereses creados."

La consagración de la igualdad de derechos civiles significó el derecho al acceso a una Libreta Cívica que la reconocía ciudadana, documentación que no poseían por no realizar el Servicio Militar Obligatorio. Además se dio la ampliación del padrón en un 50% - figuraban 8.623.646 de electores, entre ellos, 4.222.467 mujeres -. Para las elecciones de 1951, con un 90% de concurrencia e independientemente de su afiliación política, las mujeres votaron y fueron votadas. Comenzaron lentamente a llenar bancas en el Congreso. Con el peronismo como garante de la felicidad del Pueblo, hicieron llegar su voz y sus propuestas. Podían y debían, porque así la Patria se los demandaba.
UPCN Copyrights © 2018 Todos los derechos reservados.