Actualidad

Andrés Rodríguez UPCN en exclusiva con el Tribuno de Jujuy

 24/05/2018   110

Andrés Rodríguez: "Se vienen tiempos de confrontación"

El secretario general de UPCN nacional, Andrés Rodríguez, estuvo ayer en Jujuy para respaldar a la lista Azul y Blanca encabezada por Luis Cabana y Miriam Cossio, que van por la reelección en el gremio. En una entrevista exclusiva con El Tribuno de Jujuy, el histórico sindicalista de los estatales aseguró ayer que es probable que el movimiento sindical tenga que plantear un plan de lucha y que la queja permanente de la gente es que no le alcanza para llegar a fin de mes. Además, no descartó la posibilidad de un paro general aunque sostuvo que la CGT tiene la responsabilidad de no intentar tirar de la cuerda para que la cuerda se parta. No estamos compartiendo la candidatura de Pablo Mayano a secretario general de la CGT, concluyó. 

¿Cómo cree que se va a recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores después de la devaluación?
Difícil pregunta, porque el Gobierno argumenta que el Estado tiene un gran déficit fiscal y está ordenando recortes permanentes. Hay varios de los ítems importantes en tarifas y combustibles que no solo han aumentado sino que están por aumentar nuevamente. Por lo tanto, indudablemente nos da la sensación desde el campo sindical de que se aproximan tiempos de confrontación. El trabajador está siendo realmente muy castigado, lo vemos todos los días en las grandes ciudades, en el conurbano bonaerense y en todos lados la queja permanente de la gente es que no le alcanza para llegar a fin de mes. Hay morosidad por ejemplo en las expensas de departamentos, Hay morosidad en los pagos de algunas tarifas, por eso hubo un fallo judicial hace poco donde un juez (Alejo Ramos Padilla) determinó que si alguien no puede pagar la factura de gas no le pueden cortar el servicio. Estos son todos síntomas de las dificultades, y lógicamente el sector que más está pagando es el más desprotegido, que es la franja de los trabajadores y de la gente más humilde. 

Usted habla de que se vienen tiempos de confrontación, ¿qué quiere decir eso en los hechos? 
Es probable que el movimiento sindical tenga que plantear un plan de lucha para por lo menos intentar, en lo posible, salvaguardar a quienes representa. Si bien es cierto que nosotros respetamos la gobernabilidad y protegemos la institucionalidad, lo que es clave, también tiene que ver una tensión hacia la realidad social que vive la gente. Nos parece que esto es un faltante grave del Gobierno nacional.

¿El plan de lucha incluye un paro general?
Vamos a verlo, todavía no está determinado. Han comenzado varias accciones, incluso en algunas actividades parciales, de huelgas. Lo vemos en docentes, en marítimos, en empresas. Todo esto está creando un clima y el movimiento sindical por supuesto se va a poner a la cabeza. Apelamos a que siempre haya una instancia de solución por la vía del diálogo, lo que sería mucho más provechoso. Pero si no hay respuestas indudablemente las salidas tendrán que ser otras. 

Pasó el ?tarifazo?, paritarias en el 15 por ciento y una inflación que se descuenta que superará el 25 por ciento, ¿qué más debería darse para que haya un paro general? 
Es también la responsabilidad de no intentar tirar de la cuerda para que la cuerda se parta. También nosotros tenemos que generar un equilibrio necesario para no provocarle al país más deterioro del que tiene. Nosotros somos conscientes que un paro es una respuesta muy fuerte si es un paro nacional, por lo tanto hay que medir muy bien sus consecuencias y realmente ser acompañados por la sociedad. Un paro no es una determinación exclusiva del movimiento sindical, un paro es para trabajarlo como se ha hecho en todas las etapas históricas del movimiento obrero. Es hablar con gobernadores, es hablar con legisladores, es hablar con empresarios, es hablar con la Iglesia. O sea, generar un acompañamiento de los sectores importantes de la sociedad y luego entonces posiblemente producir un acontecimiento como este que, en realidad, es una señal, una advertencia para que las cosas cambien de rumbo. Y después veremos que es lo que pasa.

¿Le preocupa que se apruebe la reforma laboral en el Congreso?
Esto lo estamos discutiendo. primero, está mal catalogado el nombre por el Gobierno, nosotros se lo hemos sostenido esto al Gobierno: estamos cansados de reformas que realmente no generan nada en particular. Si el proyecto en sí se subdivide en ítems diferentes, por ejemplo, la reforma laboral como blanqueo exclusivamente o el tema de la capacitación y formación, la creación de una agencia de salud y el tema de la reglamentación y de la ley de las ART, por ahí podríamos llegar a un entendimiento. El problema está en que siempre el Gobierno nos juega con algo escondido. Recientemente en el paquete que envió está el tema del artículo 245 para cambiar el régimen indemnizatorio, en lo que no estamos de acuerdo para nada. Hay también supuestamente conversaciones informales y el compromiso de retirar esto del proyecto. Si se hiciera sería un gesto a favor del campo del trabajo.

¿Qué análisis hace de la actualidad de la CGT? ¿La nota debilitada? 
La CGT ha tenido una crisis, eso es evidente y no lo podemos desconocer, fundamentalmente en diciembre con el tratamiento del régimen previsional que no fue indudablemente pactado con el movimiento sindical y eso originó una dispersión del movimiento obrero. Felizmente no se cortaron los puentes, hubo una recomposición del actual Consejo Directivo que de hecho comenzó a reunirse y se determinó una nueva fecha del Congreso normalizador para el 22 de agosto con el de elegir a partir de la convocatoria de todos los congresales confederados una nueva conducción. Inclusive se está hablando con sectores que en la anterior conducción no ingresaron al secretariado para que participen y puedan ser parte de la futura conducción de la CGT.

¿Cómo ve a Pablo Moyano como futuro secretario general de la CGT? 
No estamos compartiendo esa candidatura por ahora, ni siquiera estamos hablando de candidaturas. Ni siquiera aún hemos resuelto si la CGT va a tener la misma conformación que hasta ahora con un trío de secretarios generales, o inclusive podrían ser hasta cuatro, o si va a haber un unicato. Son todas cuestiones que se van a ir resolviendo en el camino. Lo principal es tener una capacidad de convocatoria de consenso en que la mayor parte de los gremios de la CGT participen realmente y podamos obtener en todo caso una discusión con mucha responsabilidad donde también lo que está en juego es que terminemos con los agrupamientos sectoriales, hay que comprender desde el campo de la dirigencia gremial que se debe privilegiar las instituciones de la CGT por sobre todas estas denominaciones de gordos, moyanistas, barrionuevistas, independientes o lo que sea. Cuando comprendamos eso y le demos la importancia institucional a la Confederación General del Trabajo, es ahí en donde vamos a dar un paso cualitativo hacia adelante. 

¿Repudia la detención de los 16 metrodelegados en Buenos Aires? 
No estoy de acuerdo con ninguna represión, más allá de si la medida de acción que toman los compañeros perjudica a veces al ciudadano común, pero de cualquier manera no puede desembocar un conflicto gremial en una suerte de represión y detención de gente que representa. 

 

Fuente: El Tribuno de Jujuy, 24.05.2018

 

UPCN Copyrights © 2018 Todos los derechos reservados.